El céntimo verde es una inversión: puede y debe contribuir a mejorar la economía de las islas

tamadaba24.05.2016. PROFOR Canarias, a tenor de las informaciones aparecidas en los medios de comunicación en relación al céntimo verde, desea manifestar lo siguiente:

1. El céntimo verde o céntimo forestal es una iniciativa propuesta inicialmente por PROFOR Canarias que ha tenido una buena acogida por parte de la sociedad canaria, llegando a ser incluida en el programa político de varios de los partidos que acudieron a las elecciones de mayo de 2015. Lo que propone es generar, a través del impuesto de combustibles, un mecanismo fiscal estable y adecuado que financie la política de biodiversidad y bosques del archipiélago con el fin último de preservar y potenciar nuestros montes y con ello todos los beneficios directos e indirectos que actualmente generan para nuestra sociedad y que, según datos del Ministerio de Medio Ambiente, se estiman en más de 600 millones de euros al año.
2. Es importante que esta propuesta, que inicialmente se lanzó como «céntimo forestal» y que ahora se viene en llamar «céntimo verde», mantenga su espíritu y sea una verdadera inversión y no un gasto. Como inversión que es, habrá de generar una rentabilidad que desde la perspectiva de PROFOR estará garantizada en forma de empleo verde, mejora de la economía rural a través de inversiones directas y pagos por servicios ambientales a propietarios de terrenos forestales y, sobre todo, mejora de Canarias como destino turístico. Esta rentabilidad se consigue, tanto a través de la imagen de Canarias como destino que apuesta por la sostenibilidad y la recuperación de sus ecosistemas degradados, como, a medio plazo, por la mejora notable de nuestros paisajes naturales, que ya suponen un reclamo actualmente y que pueden serlo aún más en el futuro. La recuperación de nuestros paisajes naturales es una verdadera recapitalización de nuestro territorio.
3. La propuesta de PROFOR se avala en los estudios desarrollados por el Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Sostenible (TIDES) de la ULPGC, que afirman que la revitalización de Canarias como destino turístico puede verse beneficiada ampliamente invirtiendo en la mejora de su capital natural, como es el caso de los bosques y otros ecosistemas naturales degradados.
4. El céntimo verde que proponemos se inspira en el modelo de Costa Rica y su sistema de pago por servicios ambientales, financiado, parcialmente, mediante un impuesto al consumo de combustibles fósiles. Costa Rica constituye a día de hoy un ejemplo mundial como país que ha sabido integrar la biodiversidad y sus bosques como un pilar de su economía, de su desarrollo turístico sostenible y de la calidad de vida de su ciudadanía.
5. El céntimo verde es un instrumento fiscal innovador que debe ir acompañado de innovación en la definición y aplicación de las políticas de biodiversidad y bosques en Canarias: debe ser un mecanismo socialmente participativo, transparente, eficaz y eficiente en sus objetivos de recuperación de la vegetación de las islas, justo y compensatorio y gestionado de forma profesional y multidisciplinar. Ello garantizará que logre sus múltiples beneficios para la sociedad canaria.
6. Además, el céntimo verde puede contribuir asimismo a paliar las altas tasas de desempleo que hay en las islas, pues el sector de la restauración ambiental es muy intensivo en el uso de mano de obra: el número de empleos directos que se generan por euro invertido es muy superior a otras inversiones, como es el caso, por ejemplo, de las que se realizan en carreteras.
7. Para lograr todos estos objetivos, es importante que el «céntimo verde» sea verdaderamente finalista y logre la progresiva restauración de los bosques insulares. PROFOR estima que actualmente podrían reforestarse 90.000 hectáreas en Canarias en suelos abandonados por otros usos, prácticamente duplicando la superficie de bosque actual. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente elaborados por PROFOR Canarias, cada hectárea reforestada en Canarias se revalorizaría en 20.000 euros en cuanto a los servicios que presta a la sociedad. Eso garantiza la rentabilidad social de estas actuaciones y el valor del «céntimo verde» como inversión.
8. Por ello, PROFOR considera que el carácter finalista ha de ser cuantificado y fiscalizado por la sociedad, más allá del propio seguimiento que hacen las administraciones públicas. Estimamos que gracias al céntimo verde podrían plantarse 30.000 hectáreas de nuevos bosques en Canarias de aquí a 2030 y destinar desde 2020, 12 millones de euros al año a incentivos a propietarios que mejoren ambientalmente sus terrenos, como el pago por servicios ambientales. Una inyección directa de recursos para la economía de las familias canarias y la mejora del consumo.
9. A nivel jurídico es fundamental también que se mantenga el carácter finalista del céntimo verde, esto es, que se mantenga un vínculo claro entre el hecho que se grava, el consumo de combustibles fósiles, y el fin al que se destine: la conservación y mejora de los ecosistemas terrestres como fijadores de CO2. De no mantenerse este vínculo podrá perder su validez legal y ser revocado, como ya sucedió con el céntimo sanitario implantado por otras comunidades autónomas y que fue finalmente anulado por la Unión Europea.
10. Esta medida supone también un instrumento para redistribuir las plusvalías que genera el suelo rústico, tal y como se plantea actualmente en el borrador de la nueva ley del Suelo de Canarias, que reconoce la necesidad de compensar a los propietarios de suelo rústico que, manteniendo los mismos, están generando riqueza en otras porciones del territorio mediante el paisaje y los otros servicios ambientales que se generan en dichos suelos.
11. El céntimo verde debe destinarse a inversiones directas sobre el territorio y no a incrementar las estructuras de las administraciones públicas; debe fomentar la creación de un sector forestal y ambiental local, innovador y dinámico, como proponemos desde PROFOR, superando el modelo de empresas públicas y apostando por empresas locales que creen empleo verde. Todo esto supone un cambio cultural en la administración, en la manera de hacer las cosas, para ser más eficientes, y por ello es fundamental incorporar a su funcionamiento la visión del sector empresarial de las islas, que sabe cómo asegurar la rentabilidad de las inversiones. Además, este sector de la sociedad también pueden salir ganando si participa activamente en su funcionamiento, pudiendo así mejorar su imagen al implicarse activamente en la lucha contra el cambio climático y la mejora de la calidad de vida de toda la ciudadanía.
12. En cuanto al impacto del céntimo verde sobre el sector de los transportes, PROFOR aboga seguir un planteamiento similar al actual céntimo de carreteras, que excluye a los consumidores «mayoristas», evitando así el impacto de la medida sobre la competitividad de los sectores económicos más sensibles a ella.
Por todo ello, PROFOR invita a los diferentes sectores empresariales a sumarse al proceso para garantizar que finalmente cubra sus objetivos y contribuir a que sea un éxito a nivel económico para Canarias y, simultáneamente, ayudar a visibilizar el compromiso de este sector con el medio ambiente, como ya ha hecho en otras ocasiones.

PROFOR Canarias

Asociación de Profesionales Forestales de España en Canarias

Comments are closed.