ESPECIES DE FLORA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN Y SUS PLANES DE RECUPERACIÓN  

screen-capture

La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en su artículo 55.1 establece las categorías de amenaza que debe incluir el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Una de ellas es la de “en peligro de extinción”. En esta categoría se incluirán los taxones o poblaciones cuya supervivencia es poco probable si los factores causales de su actual situación siguen actuando.

Los efectos de la inclusión en el catálogo se regulan en el artículo 56 de la ley, que determina que la inclusión en la categoría de “en peligro de extinción” conllevará, en un plazo máximo de tres años, la adopción de un plan de recuperación, que incluya las medidas más adecuadas para el cumplimiento de los objetivos buscados. Las Comunidades Autónomas elaborarán y aprobarán los planes de recuperación para las especies amenazadas.

Tanto en el Catálogo Español de Especies Amenazadas como en el Catálogo de Especies Protegidas de Canarias son más de 60 especies, las especies de flora en peligro de extinción. Existen algunas diferencias entre ambos catálogos, por lo que son unos 70 planes de recuperación los que habría que elaborar.

A través del Sistema de Información Ambiental de Canarias (SIMAC) de la Web de la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias podemos acceder a los diferentes planes de recuperación y a sus decretos por los que se aprueban los planes. En la actualidad hay planes de recuperación aprobados para 26 especies en peligro de extinción, por lo que aún restan más de la mitad.

Los planes de recuperación aprobados contienen un mismo formato dividido, entre otros apartados, en objetivos, medidas y actuaciones, calendario de actuaciones y evaluación de costes. Cuando leemos uno de estos planes, nos preguntamos qué actuaciones se llevan a cabo, de qué personal se dispone y con qué presupuesto específico se cuenta. Aunque la pregunta también podría ser ¿Qué utilidad tiene un plan de actuación que no está dotado de recursos para ser llevado a cabo? ¿Qué sentido tiene plantear medidas para la recuperación de una determinada especie pero no ponerlas en práctica?

Nosotros, los habitantes de las Islas Canarias, tenemos la responsabilidad de proteger estas especies, patrimonio de este planeta, y huéspedes de nuestro territorio. Y ellas no conocen límites administrativos. La responsabilidad de la gestión directa está, hoy por hoy, en manos de la administración. Sin embargo, la supervivencia de algunas de ellas pasa por una corresponsabilidad social, por un cambio de percepción en el que el habitante del medio rural-natural forme parte, también, de las propuestas de conservación.

 Y si queremos que esto suceda, el cambio de mirada habrá de ser compartido. Habrá que pensar en protección participativa; en protección desde la complicidad y el beneficio social. Habrá que patrimonializar las especies, no solo desde la investigación y la ciencia sino también desde la convivencia y el día a día. Y sobre todo habrá que trasladar, cuanto antes y con los instrumentos que ya tenemos la carga de la prueba, dado que la política ambiental coercitiva y únicamente legislativa no obtiene los frutos esperados. Nuevos tiempos, quizás viejos objetivos, pero necesariamente nuevas fórmulas, para llegar, cuanto menos, a un lugar distinto.

Una gestión ciudadana alternativa no puede limitarse a fomentar la participación, sino que debe construirse a partir de la misma. Por ello resulta tan importante lograr los objetivos de conservación como explicar de manera comprensible y útil el desarrollo de los proyectos, utilizando herramientas que permitan la participación y valoración de los diferentes agentes. Las TIC´s (Tecnologías de la Información y la Comunicación) son clave para hacer la gestión más accesible a la ciudadanía y fomentar la interactividad entre Administración y sociedad y, por tanto, la creación de procesos participativos que aporten valor añadido a los modelos de gestión más tradicionales.

Por ello, somos de la opinión que debe de existir un camino de en medio que nos beneficie a todos.

El Equipo Profor Canarias

Descargable (pdf) Especies de flora en peligro de extinción y sus planes de recuperación

Comments are closed.