PROFOR CANARIAS ABOGA POR UNA GESTIÓN CINEGÉTICA EN LA QUE PRIME LA CONSERVACIÓN DE HÁBITATS SOBRE EL CARÁCTER DEPORTIVO

1654326_689088441195752_5250335034666500658_nLa asociación de los profesionales forestales considera que los cazadores, además de otros factores, son una parte fundamental en la conservación de la biodiversidad autóctona de las islas

El impacto que están produciendo las poblaciones de conejo silvestre en el Parque Nacional del Teide puede llevar a la desaparición del retamar del Teide. Es una de las conclusiones del estudio llevado a cabo en las Cañadas del Teide y presentado hace dos semanas en las Jornadas de Formación Telesforo Bravo en La Orotava. La causa principal es que la mayoría de las plantas y animales de nuestras islas han evolucionado sin la presencia de esta especie no pudiendo adaptarse adecuadamente a su convivencia, como ha ocurrido en otras muchas islas del mundo.

Teniendo en cuenta estos datos y en el marco de las Jornadas Cinegéticas de Gran Canaria que se inauguran hoy en la Granja Agrícola Experimental del Cabildo, la Asociación de Profesionales Forestales de España en Canarias (PROFOR Canarias) quiere hacer un llamamiento a los diferentes actores institucionales y de la sociedad para generar un nuevo modelo de gestión de la caza en Canarias.

Este nuevo modelo según apunta PROFOR Canarias, ha de tener en cuenta varios aspectos, como son la toma de conciencia del carácter invasor de las especies cinegéticas como el conejo, el impacto que producen sobre nuestra biodiversidad y los ecosistemas autóctonos y el crucial papel colaborador que los cazadores y sus diferentes asociaciones han de jugar para lograr que esta actividad cinegética no sea incompatible con la conservación del medio natural y la biodiversidad autóctona de las islas.

La creación del “cazador colaborador” y los programas de formación a colectivos de cazadores son iniciativas muy positivas puestas en marcha desde la Administración Pública. Sin embargo desde PROFOR Canarias se considera necesaria la renovación de la Ley de Caza, de tal forma que recoja un enfoque más relacionado con la conservación de los hábitats donde se desarrolla esta actividad y no enfatice tanto el carácter deportivo de la misma. “No se trata tanto de cazar muchos conejos o perdices, sino de buscar un equilibrio entre esta cultura del cazador, el control de las especies cinegéticas y su impacto sobre el medio, y la conservación y mejora de nuestros hábitats naturales”.

PROFOR Canarias participará en las jornadas cinegéticas con una ponencia en la que hablará de estrategias de financiación en el ámbito rural y los beneficios económicos, sociales y medioambientales de la actividad cinegética en Canarias.

El Equipo Profor Canarias.

Nota de Prensa Control Cinegético

Comments are closed.